Artículos

Afectados por Banco Popular

La venta del BANCO POPULAR al BANCO DE SANTANDER por 1 euro ha abierto múltiples posibilidades favorables a los perjudicados

Por un lado, la defensa de los accionistas y del resto de perjudicados por la venta del Banco Popular al Banco de Santander por 1 euro. Ello ha supuesto un beneficio descomunal para el Banco de Santander y empresas de su entorno (Blackstone), ya que los activos de Banco Popular (valorados según los medios en 30.000 millones de euros) se valoraron a los efectos de la “intervención” y venta del Banco al Santander por 1 euro, aplicando la normativa de valoración bancaria que dispone la valoración de los créditos, deducidas las provisiones, y no la valoración patrimonial de los préstamos. Esto sí que ha sido “ingeniería financiera” de la buena, de verdad.

El Banco de Santander (directamente o una vez evadido el dinero a un paraíso fiscal a través de la venta a Blackstone) pasó de comprar por 1 euro a reclamar a los clientes del Banco Popular alrededor de 30.000 millones de euros, que constaban en los libros como derechos de crédito del Banco Popular. Todo ello con el correspondiente perjuicio de los accionistas, bonistas y del resto de acreedores, que se han visto privados del valor de sus acciones y, en consecuencia, no han cobrado nada.

Y, por otro lado y muy importante, la defensa de aquellas personas y empresas afectadas por la venta de carteras, hipotecas y cesiones de créditos de los bancos afectados por las sucesivas leyes de reestructuración, resolución y salvamento bancarias de 2009, 2011 y 2015. Es decir, por la venta de carteras, cesiones de hipotecas y cesiones de créditos dudosos o fallidos, tanto de cualquiera de los bancos o cajas a la Sareb, como del Banco Popular al Banco de Santander, y como si la cesión de cartera, hipoteca o crédito lo fue a un fondo de inversión conocido como “fondos buitres”.

¿Qué pueden reclamar los clientes a los que su banco ha cedido su crédito o su hipoteca a la SAREB, al Santander o a un “fondo buitre”?

Cada caso hay que estudiarlo individualmente, no se puede ni se debe generalizar; pero si partimos de que las cesiones de “activos bancarios dañados” están en muchos casos “perjudicadas”, es decir que tienen defectos que afectan al “título ejecutivo”, estos procedimientos deberán de ser en muchos casos archivados o sobreseídos.

Consejos para un cliente afectado

La experiencia demuestra que los despachos elitistas defienden a los bancos y fondos. En consecuencia, teniendo en cuenta que las cesiones de crédito de la banca están vinculadas al proceso de reestructuración bancaria y que esta normativa -que cambia en muchos casos el régimen jurídico de los créditos- es muy avanzada, deberá de tratarse siempre cada caso en particular, por lo que el cliente afectado necesitará acudir a un despacho especializado.

pestanyaBancoPopular
hipotecarias

camprubi_suelo

bankia

clausulas

obligaciones

preferentes

swap